GUAYABA: PASTA, SALSA O JALEA

GUAYABA: PASTA, SALSA O JALEA

GUAYABA: PASTA, SALSA O JALEA

 

Mother hacia los mejores dulces; su cocina siempre esta impregnada del olor a especias y yerbas aromáticas.

Nada se desperdicia, siempre me decía, cuando la veía inventando en el fogón.

Dulce de papaya, guayaba, naranja, grosellas… las frutas de temporada eran su materia prima.

Septiembre-Octubre ya sabíamos que las reservas de guayaba que nos acompañarían durante los proximos meses, se comenzaban a preparar.

Recuerdo subir la cuesta del Barrio Palomas en Comerío, a pie, a una finca “pública” (si, pública, porque nunca supimos quién era el dueño, pero era un mar de palos de guayaba) a recolectar las guayabas.  Eran cubos, fundas y sacos, llenos de la fruta.

Llegábamos y mother las lavaba con un cepillo y las tiraba sobre la mesa para seleccionar las que se podían usar.  Tenía un ojo para saber cuáles estaban “jojotas” (secas, podridas, apolismas) .  Había que utilizarlas rápido para que no se hicieran los gusanillos.

En el fogón, ponía a hervir agua con azúcar y canela.  Y poco a poco iba agregando las guayabas hasta llenar la olla.

El olor en el barrio…ya sabían que Otilia estaba haciendo algún dulce.

 

Hace unos días mi compañero me trajo un saquito lleno de guayabas cosechadas en la finca de su mamá en Trujillo Alto.  Y los recuerdos de Mother haciendo dulce de guayaba aparecieron como una película.

Les cuentos que hacía años que no veía tantas guayabas juntas.  Y así, como el recuerdo de Mother haciendo el dulce, llegó también la receta:

 

Ingredientes:

Guayabas, las suficientes
1 taza de azúcar x 1 taza de agua
Canela en barra
Sal

 

Procedimiento:

Lavar bien, y cortar en trozos las guayabas y colocar en una olla lo suficientemente onda
Cubrir las guayabas hasta el tope con agua con azúcar.
Agregar 2 o 3 barritas o palitos de canela
Pizca de sal

Se pone a hervir y tan pronto el agua hierve, se reduce el fuego a lo más bajo.  Se deja cocinar hasta que reduce.
La preparación va adquiriendo un color rojo vino espectacular.
Disfruten el aroma a dulce que llenará su entorno, es una experiencia para  los sentidos, la recordarán  por siempre.

El tiempo de cocción son entre 2 a 3 horas, dependiendo la cantidad de guayabas.

Es sin prisa.  De vez en cuando vayan moviendo para que todo se cocine uniforme.

Al tiempo listo, moler utilizando un blender de mano, o un majador de papas, hasta que quede una pasta homogénea.

Eliminar las semillas utilizando un colador.

Para guardar la pasta utilizar botella o envase de cristal, los cuales pondrás con agua en el microhondas por unos 5 a 10 minutos.  El agua esta hirviente, cuido que no se quemen.
Sacas el envase con mucho cuidado, utilizando guantes o pinzas resistentes al calor, le retiras el agua.  Y envasas la pasta en el recipiente de cristal caliente.  Tapas inmediatamente y colocas en una superficie con la tapa hacia abajo.  Dejas reposar y enfriar totalmente, a temperatura ambiente.  Luego refrigerar hasta que vayas a consumir.

 

Si quieren hacer los Casquitos de Guayaba, a mitad del tiempo de la cocción, retiren los pedazos de guayaba, y le remueven la pulpa.  Quedan los casquitos que solo tienen que prepararle un almíbar y envasar en botellas de boca ancha de cristal.